¡Horror, me han hackeado la cuenta de Twitter!

Parece que últimamente la mayoría de los tuiteros hemos sufrido algún problema con nuestra cuenta de Twitter, pues prolifera el hackeo de cuentas para propagar mensajes spam o bien virus en cadena.

file0002062790027Esto, además de ser algo muy molesto para el propio perfil,  lo es más si cabe para nuestros followers, a los que el bombardeo de DM o menciones con contenido spam puede desencadenar en los tan temidos unfollows.

Ante una situación como esta, ¿qué podemos hacer? Básicamente, dos pasos muy sencillos, que por ser tan simples a veces se nos pasan y caemos en una espiral de pánico innecesario:

  1. Cambiar nuestro password: preferiblemente empleando caracteres totalmente diferentes a la contraseña anterior y combinando minúsculas, mayúsculas y números.
  2. Revocar el permiso de las aplicaciones con acceso a tu cuenta: desde Twitter podemos autorizar y revocar el acceso de aplicaciones a nuestra cuenta, desde dashboards como Hootsuite o Tweetdeck a apps móviles.

Sigue leyendo

Anuncios

#soyperiodista

mani_periodistas_14NEl 14 de noviembre celebramos una nueva jornada de huelga general, la segunda en lo que va de 2012.

Una vez más me quise sumar a la concentración convocada por los periodistas ante la Diputación de Sevilla, en este caso organizada por el Sindicato de Periodistas de Andalucía, para reivindicar la mala salud, vuelta enfermedad crónica, que sufre la profesión.

Me alegró ver a algunos compañeros, como Alejandro Balbuena o Isabel Atencia, así como también me resultó grato a la par que sorprendente ver en la cabeza de la manifestación a profesionales emblemáticos como María Esperanza Sánchez.

De primera, segunda o tercera fila, como es mi caso, creo que cualquier apoyo a este tipo de concentraciones por parte de los profesionales que nos dedicamos o algún día lo hicimos a esto del periodismo es lo mínimo exigible ante el actual panorama de la profesión.

Mi solidaridad con tantos compañeros que en estos momentos atraviesan ERE o sufren condiciones de risa en sus puestos.

Yo, #soyperiodista.