El precio de la vergüenza


Estos días estoy realmente prolífera en cuanto a posts. Ojalá no abandone este ritmo, porque tenía esto muy abandonado.

El caso es que lo bueno que tiene el periodismo, o lo malo, es que allá donde mires encuentras algo para escribir o denunciar. Tomando un café hace unos días con una de mis mejores amigas, compañera de Facultad y de fatigas, me reveló un dato que me parecía de lo más vergonzoso e indignante profesionalmente hablando. Bueno, también personalmente, porque estamos llegando a unos puntos donde no existe la moralidad.

Mi pobre compañera debo decir que es una de las pocas profesionales que hay que lo son de verdad. Dicho esto, y sin que sirva de justificación, entenderéis que en su caso, como en el de muchos de nosotros, nuestro amor por la profesión y vocación se paga muy barato en el mercado.

En este caso concreto, 300 euros vale la dignidad profesional de esta periodista. Igual precio al que se redondea el periodismo gráfico, que, aunque hablo poco de él por no dedicarme a ello, tampoco pasa por buenos momentos.

Entre sus anécdotas diarias de redacción me horrorizaba escuchar ésta, que aunque conocida, nunca deja de sobrecoger evocar. A pesar de su irrisorio sueldo, 300 euros mensuales por 10 horas semanales de trabajo, que por supuesto quieren decir 10 horas diarias pero que se pagan como las otras, además de redactar sus correspondientes páginas (sí, en plural) debía encargarse de la fotografía.

¿Y por qué? Pues porque el precio del periodismo gráfico también oscila los 300 euros. Una vez llegada a esta tasa mensual, se prescinde de los servicios de un fotógrafo profesional para recurrir a los de un periodista en nómina. Al que por supuesto, no se les paga las instantáneas.

Me parece el colmo de la sinvergonzonería. Tanto por mi compañera como por parte de los profesionales de la imagen. Nos enfrentamos a medios que pertrechados tras las apariencia falsa de instituciones con vocación social se esconde la verdadera cara de puras empresas que además de explotar a sus trabajadores poco se preocupan por cuidar la calidad de sus productos.

A veces entiendo por qué de cara a la sociedad nuestra profesión está tan mal vista, por qué se nos acusa de darle patadas a la ortografía y a la gramática y por qué se nos señala como calaña. Me avergüenza que se aprovechen de nuestro incondicional amor por juntar letras, por cuestionar nuestro alrededor y por nuestras ansias de denuncia.

Los periodistas ni somos mano de obra ni esto es Tiempos modernos. Somos personas que amamos por encima de todo lo que hacemos, pero que también gustamos de ser bien tratados como personas cualificadas que somos y profesionales de la comunicación.

Ante la reciente noticia del inicio de los trámites para el anteproyecto de ley para la creación del Colegio de Periodistas de Andalucía, anunciada esta semana por la Junta de Andalucía, no puedo dejar de lado mi habitual escepticismo. En primer lugar, porque no estoy segura de que sea lo que necesita la profesión, y en segundo lugar, porque desconfío de su utilidad real. Si tan solo va a servirnos para obligarnos a pagar una cuota mensual o anual mientras que en las redacciones se siguen manteniendo prácticas como las explicadas en este post, poco consuelo nos queda entonces.

Sabiendo que es una reivindicación histórica de las diferentes federaciones de prensa, uno a estas exigencias la de la mínima dignidad profesional que se extiende al resto de gremios. ¿Por qué los periodistas somos la excepción?

Hay quien cree que ser el cuarto poder -o el segundo, como dice Ignacio Ramonet– ayuda mucho. Pero en mis pocos años de experiencia profesional puedo decir claramente que estar tan cerca del poder es nuestra mayor lacra.

Si no, que se lo pregunten a los periodistas de Murdoch.

Anuncios

2 pensamientos en “El precio de la vergüenza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s