¿Vamos por el buen camino?


La primera acepción del sustantivo femenino reconversión en el DRAE lo define como “acción y efecto de volver a convertir o transformar”. Los que leéis este blog habréis convenido que es el proceso en el cual me encuentro desde un tiempo a esta parte, en pura transformación. Pues bien, en este extraño camino que no sé ni cómo andar ni dónde me llevará he realizado nuevamente una parada para valorar lo andado y establecer cuanto menos un itinerario próximo que me evite naufragar.

Hace poco asistí a un curso de CM y SEO donde pude charlar con compañeros de profesión y otros profesionales atraídos por el mundo 2.0. He de decir que el curso me resultó bastante interesante y quiero desde aquí dar las gracias a @javisevilla por su amabilidad y por compartir su conocimiento con todos nosotros.

El caso es que tanto en clase como en los descansos, donde solíamos repostar un refresco y el correspondiente cigarrillo, surgieron temas bastantes interesantes sobre la comunicación y el boom del community manager. Y es curioso que muchas de esas reflexiones, entiendo que generalizadas en muchos campos, sean las que se exponen en un reciente reportaje de El País.

Más allá de querer definir este rol, entiendo que dada la proliferación de cursos y la gran demanda de este perfil se hace necesario definir un tanto las funciones y responsabilidades. Como casi todo lo relacionado con la comunicación, aún más si lo vinculas con la red, se convierte en algo difícil de concretar, de cerrar.

Además de esto, y relacionándolo con las conversaciones que mantuvimos algunos compañeros durante dicho curso, en el mundo de la comunicación, más aún si es corporativa, se nos exige estar presentes en la red. También ellos se están transformando, y romper con nuestra anquilosada mentalidad de papel no es tarea fácil, sobre todo si las corporaciones de las que formamos parte no lo ven tan claro como nosotros. O ni siquiera lo ven.

Por suerte, no es mi caso, ya que en la empresa se están definiendo actualmente estas líneas de actuación y diariamente estamos trabajando en ello. Me alegra saber que lo estamos haciendo bien y que se va notando.

La cuestión que me asalta en este tema es saber hasta cuándo los periodistas podremos ver en ello una oportunidad y en qué condiciones. Es decir, si el proceso de adaptación que estamos haciendo hacia estas nuevas profesiones, que por otro lado no necesitan capacitación profesional, nos asegura algo digno en un futuro.

No quiero que se me entienda mal, tan sólo que me gustaría obtener una respuesta tranquilizadora, especialmente para mi conciencia, que se pelea con todo esto para encontrar una justificación a dedicaciones tan alejadas del periodismo clásico.

Por eso me inquieta la siguiente cuestión: ¿Lo estamos haciendo bien? ¿Vamos por el buen camino profesional? Espero que así sea, porque estoy en mis mejores años para patear calles y culos, y no lo estoy haciendo.

Anuncios

Un pensamiento en “¿Vamos por el buen camino?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s