Aplausos por los despidos en El Correo de Andalucía


Viendo este título, parece que estos aplausos alaban la última jugada del rotativo sevillano. Pero no es así. Poco han durado las felicitaciones por la marcha de Hernández-Rodicio a la Cadena SER (entiéndase felicitaciones por el nuevo cargo del ex-director, no por su sustitución), la entrada en la dirección de Diego Suárez con Juan Carlos Blanco como adjunto y por el 100% color.

Ahora, y como por desgracia viene siendo habitual en El Correo de Andalucía, los aplausos son para protestar por los despidos, otros 7 más.

Leyendo los muros de FB y los perfiles de twitter de los compañeros Jesús Rodríguez (@jesurodriguez), Juan Blanco (@juanblan) o Christopher Rivas(@xtpher) poco tengo más que decir que ellos no hayan hecho ya. Tan solo me queda sumarme a la mayor repulsa posible ante estos despidos de más compañeros.

Aunque es cierto que no frecuento mucho el periódico, pues escribo desde casa, siempre lo he sentido como mi hogar. He aprendido entre sus paredes, crecido como persona y descubierto un mundo que hasta entonces no conocía como tal. Me ha brindado la oportunidad de publicar mis primeras noticias, de conocer a gente tanto profesional como personalmente grande y me da la mayor de las satisfacciones posible al permitirme escribir y seguir en contacto con este mundo al que pertenezco.

Me duele mucho pensar que estas ilusiones, compartidas en mayor o menor medida, puedan verse nuevamente truncadas para mis compañeros. Y lo que más me duele aún, que no haya más salida que la que indica el cartel del edificio para solucionar los problemas que atraviesa la prensa en nuestros días.

Hay que hacer un cambio del modelo, bien hacia las redes sociales, bien hacia el pago por los contenidos on line, pero el modelo debe cambiar. También la vida profesional de un periodista, sus condiciones laborales y, por supuesto, luchar contra su precariedad.

Siempre he sido una fiel defensora de que lo que hay que hacer desde el periodismo es no solo denunciar los problemas de terceros, sino los de nosotros mismos como colectivo. Y yo sí que aplaudo a estos compañeros por alzar la voz ante estas injusticias y sacar a la luz esta triste circunstancia. Me congratula ver que hay plumas que no se secan, si no que chorrean tinta ante la adversidad.

Por eso, por toda vuestra labor, qué menos que sumarme a vuestra causa, que es la de todos nosotros, y recordar a quien me lea que tenemos una cita ineludible: hoy a las 18:00 horas habrá una concentración ante la puerta de El Correo de Andalucía para protestar contra esta sangría, como bien dice Juan Blanco que está sufriendo el periódico. Lamentablemente, no podré asistir en persona, pero estoy segura de que mi apoyo les llega a través de estos medios que tanto están haciendo por dar a conocer esta problemática.

Ánimo compañeros. Un aplauso grande por todos vosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s